Date un capricho turístico de vez en cuando

Cada vez que se acerca el periodo de vacaciones, se nos plantea la misma duda: ¿a dónde vamos? Alicante es uno de los destinos vacacionales por excelencia. El mar, la buena temperatura y el sol, son tres de los atractivos mejor valorados por los turistas durante sus escapadas. Pero que ver en Alicante. Éste destino no solo destaca por el tópico de sol y playa, sino que además tiene muchos más encantos que merece la pena conocer y visitar.

Las hogueras de San Juan son las fiestas por excelencia de Alicante. Además constituyen una fiesta de interés cultural, puesto que consiste en la quema de objetos y bailes en torno a una hoguera. Esta fiesta data de principios del siglo XX, aunque procede de una tradición aún más antigua.

Además de las fiestas, Alicante contiene unos de los recursos patrimoniales más ricos de la península ibérica. La basílica de Santa María data del siglo XIV, el Monasterio de la Santa Faz del siglo XV, el Palacio Gravina del siglo XVIII, son algunos de los recursos históricos más interesantes que presenta la ciudad.

En cuestiones de transporte y hospedaje Alicante también cuenta con un amplio catálogo de servicios. Como ciudad turística contiene una red de transportes consolidada tanto terrestre, como aérea y marítima. Para alojarse en la ciudad, no hay que complicarse mucho, puesto que podemos encontrar las mejores ofertas de hoteles baratos, hasta los más completos hoteles de lujo.