Historia de Jaca

En el 1010.-Se celebró en la ciudad un concilio en el que se determinó celebrar los oficios divinos conforme al rito romano.

El rey don Ramiro.-Estableció en la ciudad con la autoridad del papa Nicolás II silla catedral en el 1064.

Las pestes y los incendios de finales de la Edad Media hunden a Jaca en una crisis de la que no saldrá hasta la intervención de Fernando el Católico para formar un gobierno local. La burguesá se favorece con esta situación y muchos se convierten en mecenas de artistas cuyo resultado se puede apreciar especialmente en la catedral.

Jaca se comienza a consolidar como plaza militar desde la que defender los reinos peninsulares de una hipotética invasión francesa. A este respecto, Felipe II ordenó la construcción de varias fortalezas a lo largo de todo el Pirineo entre las que destaca la Ciudadela de Jaca.

En 1705 era la única población de Aragón que se mantuvo fiel al rey don Felipe.

Su papel de defensa se confirma en la Guerra de Sucesión, en la cual la ciudad se posiciona del lado de los Borbones. Por ello, fue asediada por aliados del archiduque Carlos y socorrida por el marqués de Salutcioa cuya vista se retiraron a un bosque, donde fueron atacados por el marqués de Santa Coloma, quien les mató mucha gente e hizo numerosos prisioneros. El rey Felipe V gratificó a la ciudad de Jaca con los títulos de muy noble, muy leal, y muy vencedora y añadiendo la flor de lis al escudo de sus armas que ostentaba la Cruz de Sobrarbe y las cuatro cabezas, emblema de la batalla de Alcoraz.

También jugarí­a su papel en la Guerra del Rosellón al ser uno de los objetivos de los revolucionarios franceses por su situación estratégica.

Durante la Guerra de la Independencia, Jaca se rindió a los franceses el 21 de marzo de 1809 a causa de la deserción que fomentó en secreto el misionero Fr. José de la Consolación, que gozaba de influencia quedando dentro de la plaza muy pocos soldados a las órdenes del teniente rey don Fancisco Campos que hacia de gobernador el cual tuvo que capitular. El general Mina la recuperó en febrero de 1814.

Durante las Guerras Carlistas, fueron denunciados en 1839 varios soldados de la guarnición de Jaca por vender armas a los revolucionarios.

Diciembre de 1930.-Fermín Galán Rodrí­guez, junto con los capitanes Ángel Garcí­a Hernández y otros, protagonizó la Sublevación de Jaca, pronunciamiento militar que pretendí­a instaurar la República en España. El golpe fracasó.

vea también La Jacetania