Historia de Jaca

Spanisch Lernen

Aunque sus orígenes son inciertos y escasea la documentación, se considera que fue fundada en el primer milenio antes de Cristo por un pueblo íbero: los jacetanos o iacetanos. El historiador griego Estrabón los citaba en el s.I como uno de los pueblos importantes del norte de la Península. Esta tribu llegó a ocupar un extenso reino que iba desde los Pirineos hasta Huesca y Lérida y cuya capital estaba en Jaca. Se dedicaban al pastoreo, llevando a cabo las mujeres una agricultura complementaria, y eran de carácter violento, resolviendo cualquier disputa económica con los puños.La presencia de esta rama de los iberos en Jaca se constata con los restos de cerámica íbera y las hojas de espadas de hierro del s.II a.C. que se han hallado en varias excavaciones arqueológicas.
Hay otra hipótesis, menos plausible que postuló en el s.XVI el cronista imperial Florián de Ocampo (y que decía haber explicado Alonso de Nebrija) que decía que Jaca fue fundada por el capitán griego Dionisio Baco (cuyo sobrenombre era Yaco) en el año 1325 a.C.
En el año 195 a.C. el cónsul romano Marco Poncio Catón inicia la conquista de la ciudad que terminará en primavera de 194 a.C. gracias a una trampa que las tropas romanas tienden a las iacetanas. Consistía en enfrentarlos a sus enemigos naturales, los suessetanos, establecidos en las actuales altas Cinco Villas, que sitiaron Iaca (Jaca). Los iacetanos salieron confiados a aplastar a sus enemigos y, una vez en campo abierto, fueron atacados por las legiones romanas que se encontraban ocultas en los bosques, que, además, les impedían volver a la fortaleza. Una vez hubieron acabado con ellos, asaltaron la ciudad, la cual, ocupada solamente por mujeres y niños, era una presa fácil.

Integrada en el Imperio Romano, constituyó un punto de vigilancia de los caminos del Pirineo y desarrolló una próspera economía cuyo auge se mantuvo hasta el siglo III. En el siglo IV entró en decadencia por la amenaza de los bandidos que atacaban a las caravanas y a los mercaderes que transitaban los caminos pirenaicos.

Tras la caída del Imperio Romano, los Godos invadieron la península y Jaca pasó a ser conocida como Apriz.

En tiempos de los sarracenos.-En las montañas de Jaca se salvaron muchos cristianos cuando la invasión de loa árabes y aquellos fugitivos fueron el núcleo del reino de Aragón. Aznar el primer conde de Aragón en el año de 780 ganó a los moros la ciudad de Jacala fortificó y la defendió en el 795.El conde Galindo hijo y sucesor de Aznar dio fuero y privilegios a la ciudad.
Ver la segunda parte de la historia de Jaca